Diseño de Producto (Product Design) como clave del éxito

Hace unas semanas, a medida que leía el articulo “Why Product Thinking is the next big thing in UX Design” de Nikkel Blaase en Medium, añadí una nueva tarea en mi Phabricator “Escribir sobre Product Thinking/Design”. ¿Por qué me llamó tanto la atención el concepto? En primer lugar, era la primera vez que oía hablar del término y, sobre todo, porque una vez finalizada la lectura me parece que trata las tareas más importantes para lograr un producto exitoso. Con exitoso, no me refiero a que sea usado por millones de usuarios en todo el mundo, o que sus ventas alcancen un récord. Me refiero a que aporte valor a la audiencia por y para la que ha sido diseñado. Los millones de usuarios y récords en ventas, seguro que se consiguen realizado previamente un buen Diseño de Producto, siempre y cuando esos objetivos estuvieran definidos 😉

Cuando hablamos de Experiencia de Usuario (UX) solemos pensar en interfaces simples y bonitas que ofrecen unas serie de funcionalidades que hacen la vida más fácil al usuario. Sin embargo, estas funcionalidades son una pequeña y frágil parte del producto. Únicamente representan a un subconjunto de las posibles soluciones que pueden adoptarse para alcanzar el objetivo buscado.

La esencia de la experiencia de usuario (UX) no la componen los colores, formas, animaciones o transiciones que tiene el producto final. La esencia, reside en el proceso de diseño de producto y consiste en mantener claro y fijado el objetivo para el que fue creada. Es decir, si queremos desarrollar una herramienta que permita crear listas de la compra de una manera sencilla y rápida, éste debe ser la esencia o core de la UX a desarrollar. La forma en la que el usuario recibe notificaciones de productos rebajados que puede añadir a la lista, es una característica que puede ser muy bien recibida, pero el objetivo inicial era crear de una manera sencilla y rápida listas de la compra. De hecho, si por algún motivo, se decidieran retirar las notificaciones de productos rebajados, el producto diseñado seguiría permitiendo crear de una manera sencilla y rápida listas de la compra (su objetivo principal). Por su parte, las notificaciones de productos rebajados no tienen cabida si desaparece el producto inicial o base. De este hecho podemos sacar una valiosa conclusión

“Piensa en productos, no en funcionalidades”

Cuando hablamos de Diseño de Producto nos referimos a:

  • Problemas concretos con los que se enfrentan los usuarios.
  • Tareas que realizar para ofrecer soluciones a esos problemas.
  • Objetivos o metas que se buscan alcanzar.
  • Beneficios que reportará la solución desarrollada.

Contextualizar el producto

Un producto ofrece una experiencia de usuario principal y es ésta razón de existir. Cumple una necesidad o resuelve un problema que la gente tiene, y por este motivo, ofrece un valor. Si el problema que viene a resolver no existe o la solución diseñada no se ajusta al problema planteado, el producto pierde interés y deja de ser usado. Mientras que las malas decisiones pueden corregirse, los problemas inexistentes son difícilmente corregibles. Por este motivo, la pregunta es clara: ¿Cómo puedo estar seguro de cuál es el problema real a resolver? No existe una fórmula que nos permita estar seguros al 100%, pero para poder minimizar los riesgos que existen, debemos observar y charlar con las personas que van a usar el producto.

Product Thinking

Es el proceso en el que se definen los problemas a resolver y la audiencia a la que va dirigido el producto, se establecen las tareas necesarias para llevar a cabo el desarrollo y, detallando los objetivos que se deseen alcanzar, se podrá evaluar el grado de éxito del mismo una vez esté en uso.

Cuando se piensa en productos, los diseñadores de UX deben plantearse las siguientes preguntas:

  • ¿Qué problema se intenta resolver?
  • ¿Cual es su audiencia? ¿Quien lo va a usar?
  • ¿Qué visión se tiene para el producto?
  • ¿Qué estrategia se va a seguir?
  • ¿Qué objetivos se pretenden conseguir?

Una vez las preguntas anteriores obtienen respuesta, tiene sentido empezar a hablar de las funcionalidades que ofrecerá el producto.

Este proceso permite a los diseñadores de UX plantearse las cuestiones adecuadas a la hora de construir nuevas características y mejorar la comunicación entre las partes interesadas. Permite evaluar con un grado elevado del seguridad si es o no adecuado para el producto la característica que se pretende incluir.

“Construir funcionalidades es sencillo, construir las funcionalidades adecuadas para un contexto determinado es un reto”

Conclusiones

Pensar en productos y no en funcionalidades ofrece a los diseñadores las seguridad de implementar las funcionalidades necesarias para una audiencia concreta, abordando los problemas a los que dicha audiencia se enfrenta. De este modo, se favorece una toma de decisiones adecuada en cada situación, obteniendo productos útiles para sus usuarios. El proceso de Diseño de Producto establece el nexo de unión entre el proceso de Diseño de UX/UI y el proceso continuo de Administración [ver imagen superior] y lidera ambos procesos en el desarrollo de un producto.

Enlaces de interés

Why Product Thinking is the next big thing in UX Design por Nikkel Blaase | https://medium.com/@jaf_designer/why-product-thinking-is-the-next-big-thing-in-ux-design-ee7de959f3fe#.9qxamp6k1

Phabricator | https://phabricator.org

  • contacto@pinicius.com
  • (+34)616810829